LES PRESENTAMOS A SOL, ES TAXISTA EN MERLO

Sol tiene 22 años, es del barrio Matera y comenzó hace un mes como franquera, tres veces por semana en jornadas de 12 horas. Para el 2022 ya tiene sus planes: “Me voy a anotar en la universidad de la Matanza para estudiar medicina. Con esto me voy a pagar la carrera”.
La chofer de taxis de Merlo Norte contó que siempre le gustó manejar, que a los 18 años sacó el registro previo paso por la escuela de conductores “el resto me lo fueron enseñando mis viejos que son amantes de los autos y las motos”.
Sol no viene de una familia de choferes, sus padres se dedican a otras actividades, pero resalta que tanto familiares como amigos la acompañaron y apoyaron para que aceptara el trabajo.
“En la parada los otros taxistas me ayudan y aconsejan en todo momento, para ellos soy una chofer más, no hacen ningún tipo de diferencias y eso está bueno”.
Los pasajeros también le tiran buena onda cuenta: “algunos se sorprenden, en 40 años que tiene la parada aseguran que nunca vieron a una mujer trabajando.
Me cuentan de sus cosas como siempre pasa arriba de un taxi. Si supieras lo que una se entera detrás de un volante!!!. Me pasó de subir a un taxista jubilado. Me dió consejos y me felicitó.
Muchas mujeres me dicen que se sienten seguras y cómodas con una mujer al frente de un taxi. Nunca me tocó por suerte un desubicado. Creo que es un trabajo que las mujeres podemos desempeñar tranquilamente. Solo nos tenemos que animar a hacerlo”.