VELATORIO DE LOS TRES BOMBEROS HÉROES CAÍDOS CUMPLIENDO SU DEBER

El último adiós. Tres sillas vacías y tres cascos en ellas, y el llanto y gritos de dolor cubrieron la triste noche del cuartel de bomberos en Tres de Febrero. Una multitud acompaño a los héroes en su capilla ardiente.
El desconsuelo de los familiares, amigos y compañeros de las víctimas se apoderó del ambiente “Que Dios te tenga en la gloria mi querido amigo, se te va a extrañar muchísimo”, fue uno de los tantos mensajes cargados de dolor que «se escucharon gritar en la silenciosa noche trágica de la despedida».
«Vecinos, familiares y amigos de los bomberos se acercaron al Destacamento de Tres de Febrero para despedirlos». «Todas las personas que se acercaron los despidieron con respeto y orgullo». (Los bomberos fallecieron tras ser afectados por el humo y el fuego mientras intentaban controlar el siniestro).
Sus seres queridos y amigos ya habían manifestado su sorpresa y expresado sus condolencias tras enterarse de la triste noticia. Dolor y no saber que hacer. Llantos silenciosos durante toda la noche se escucharon en Tres de Febrero.
El incendio que se llevó la vida de los bomberos «se originó en un cuarto piso a partir de un problema eléctrico con una estufa». Por el hecho se inició una causa judicial bajo la caratula de incendio en la UFI N° 7 del Departamento Judicial de San Martin.