DESBARATAN TALLERES CLANDESTINOS

Dos talleres clandestinos que se dedicaban a la confección de jean fueron allanados y clausurados en las ultimas horas.

Los procedimientos fueron llevados adelante por la AFIP que detectaron que los trabajadores cumplían jornadas de mas de 12 horas diarias de trabajo, no llegaban a cobrar el salario mínimo y condiciones paupérrimas de vida, ya que se los obligaba a vivir con sus familias en los talleres.

Estos presentaban una muy deficitaria instalación eléctrica estando todo conectado a un suministro hogareño, lo que las autoridades consideran que fue un milagro que los talleres no se hayan incendiado. También se encontraron indocumentados que, según declararon sus “empleadores” les habían pagado el pasaje desde Bolivia prometiéndoles un trabajo estable y bien remunerado.

Tras la intervención se radico una denuncia en los Tribunales de Moron por reducción a la servidumbre y delitos migratorios.