INTERVENSIÓN DEL PJ Y GUSTAVO MENENDEZ

La Justicia dispuso esta semana la intervención del Partido Justicialista y nombró a Luis Barrionuevo a la cabeza. El removido presidente José Luis Gioja, junto a otros dirigentes, impulsó que el próximo 18 de mayo haya un congreso interno para rechazar en forma oficial la decisión. El titular de esa fuerza política de la provincia de Buenos Aires, Gustavo Menéndez opinó que la jueza María Servini “actuó como militante”.

“Me sorprendió la forma en que se dio todo, el plazo que se tomó para cumplirlo: fue un caso de justicia exprés. Los argumentos del fallo son políticos, no jurídicos. Se expresó como una militante y no como una jueza”, sentenció Menéndez.

El intendente de Merlo sostuvo que la magistrada “no tomó ninguna medida previa” antes de dictaminar la intervención. “Fue irregular. Le toca al peronismo pero le puede pasar a cualquier partido. Es un golpe contra el sistema democrático argentino”, lanzó.

Menéndez criticó la manera en la que actuó Servini. “Así no se tienen garantías. Uno de los poderes avanzan contra los partidos. No había motivos valederos para tomar la decisión de intervenir”, comentó. También disparó contra la forma que tuvo la magistrada de elegir a Luis Barrionuevo como interventor. “El fallo no aclara cuál es el alcance, ni el tiempo, ni el criterio de selección. Hay zonas oscuras”, dijo.

Cuando lo consultaron sobre si desde su agrupación política iban a tomar alguna medida judicial contra Servini, lo desmintió. “Respetamos todas las manifestaciones de la Justicia, por eso apelamos. Acatamos la intervención desde el punto de vista jurídico sino acepta la jueza nuestro rechazo. No la vamos a denunciar pero es raro que en el contexto de la baja imagen del Gobierno intervenga el principal partido de la oposición”, cerró.