SE OFICIALIZÓ LA LISTA DE UNIDAD DEL PJ

La junta electoral del Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires oficializó este martes la lista de unidad que encabeza el intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, y que lleva como candidatos a consejeros por rama a verdaderos pesos pesados, como Pablo Moyano, que ocupará el primer lugar del espacio gremial, y Verónica Magario, que hará lo propio en la rama femenina.

La nómina carece de presencia kirchnerista y solo aparecen algunos dirigentes k, recientemente alejados de la conducción de Cristina Fernández, como Juan Manuel Cheppi y otros que titubearon hasta último momento en las elecciones del 22 de octubre, como Hernán Ralinqueo, ambos candidatos a consejeros por la Quinta y Séptima sección, respectivamente.

Se destaca además la fuerte presencia de los intendentes que ocupan en la mayoría de los casos los primeros lugares seccionales, como el caso de Alberto Descalzo de Ituzaingó en la Primera, Ricardo Casi de Colón en la Segunda, y Walter Torchio de Carlos Casares en la Cuarta, que con esta candidatura intentará desandar sus coqueteos con el oficialismo a principios de este año.

En la Quinta sección el primer candidato es Juan Pablo de Jesús del Partido de La Costa y en la Séptima el lugar es para Juan Carlos “Chinchu” Gasparini, jefe comunal de Roque Pérez.  La excepción se da en la Tercera, que lleva a Fernando Espinoza como primer candidato; en la Sexta, con Marisol Merquel; y en la Octava, que solo corresponde a la ciudad de La Plata, tiene a Gabriel Bruera en el primer lugar.

Un sector del kirchnerismo crítico logró presentar listas seccionales en la Segunda sección:Sergio Berni logró bajar a uno de los candidatos suplentes de la nómina que sorpresivamente no aparecía en los padrones, pero está claro que a lo largo de toda la semana la disputa será en los distritos para intentar evitar enfrentamientos y que solo quede en pie la lista de unidad.

La sorpresa es que antes del cierre de las listas muchos renovadores que todavía responden a Sergio Massa habían adelantado que podría sumarse a una lista única sin el kirchnerismo, pero eso solo se materializó en el caso de Moyano, aunque por supuesto que el massismo dará la disputa por el control partidario en los distritos.