INDEMNIZACIONES A CARGO DE LOS TRABAJADORES

El proyecto de la nueva reforma laboral realizado por el Gobierno Nacional propone una reducción general de aportes e indemnizaciones a favor de las empresas.

Si el Congreso llegara a aprobar, con puntos y comas, la nueva reforma los trabajadores deberán hacerse cargo de su salida de las empresas, es decir, que desde el momento de la firma los empleadores no deberán pagar los despidos que realicen, ya sea por causa injustificada o en los casos con previo aviso.

“Las entidades representativas de los empleadores junto con las asociaciones sindicales representativas de los trabajadores podrán establecer a nivel convencional la constitución de un Fondo de Cese Laboral Sectorial para la actividad, con el objeto de asumir la cobertura en materia de preaviso y despido sin causa”, dice el texto redactado por el ministro de Trabajo, Jorge Triaca.

 

De esta manera, Cambiemos sumaría un punto más a favor de los empresarios y volvería, una vez más, a tocar el bolsillo de los asalariados.