LA VIDA MÁS CARA POR LA SUBA DE LA INFLACIÓN

El resultado electoral del domingo pasado abrió el camino a los nuevos aumentos que comprenden tarifas de luz, gas, transporte, nafta y telefonía celular en todo el país.

En el caso del combustible, no dejó pasar ni un día después de las elecciones para hacer efectiva la suba que va del 9% al 12% en todas las categorías de nafta y gasoil. Mientras que la luz y el gas esperan dos audiencias públicas para hacer efectivo el aumento que será del 40%.

La suba de precios ya acumula, en lo que va del año, un 17,6%, según el INDEC, tal número supera la meta de inflación del gobierno que pensaba tener un techo del 17% pero el alza de los bienes primarios y los servicios regulados generaron que la inflación siga alta.

Sin embargo, los nombrados no serán los únicos aumentos ya que se preveen muchos más para lo que resta del año y para el comienzo del 2018 generando así un golpe al bolsillo del trabajador, aún mayor al actual. De tal forma, el gobierno debería rever los números de paritarias porque en este año electoral pretendía un número no mayor al 20%-25% pero los precios hicieron de las suyas haciendo perder el poder adquisitivo del trabajador.